Como revisar un carro

0
82

Revisa el carro para volver a salir.

Con el aislamiento y las medidas de cuidado que se tomaron para evitar la propagación del COVID-19, muchas personas estuvieron la mayoría del tiempo en sus hogares y el carro pasó a un segundo plano al no existir la necesidad de movilizarse, lo que generó que sus autos estuvieran quietos y apagados por un buen tiempo. En Test Driver te damos estos consejos sobre cómo revisar un carro para retomar tus actividades y diligencias. ¡Evita sanciones!

Revisar Documentación:

Dado los largos periodos sin usar el carro, puede que se escapen ciertos detalles respecto a la documentación, por eso es importante revisar la vigencia de seguros, licencias y revisiones del vehículo, para evitar comparendos. 

Revisa elementos seguridad:

Es importante estar atento al kit de carretera y primeros auxilios, que el extintor no se encuentre vencido, a los seguros de puertas, cinturones, ventanas, luces  y toda esta serie de elementos que nos brindan confort y tranquilidad dentro del vehículo. En ocasiones por el mismo detenimiento del carro estos se pueden pegar o soltarse. 

Revisar niveles de batería:

Cuando un carro se encuentra  en estado de reposo por un tiempo largo, lo ideal es desconectar la batería para que no haya escapes de energía que la descarguen; si no se desconectó, con mucha más razón es importante revisar que funciona con normalidad y tiene vida útil. Si el auto sigue detenido por largos periodos de tiempo, lo ideal es encenderlo al menos una vez a la semana, para evitar alteraciones en el sistema eléctrico.   

Revisa líquidos:

Es común que si el auto estuvo detenido algunos fluidos tiendan a evaporarse, así que antes de encender el vehículo es importante revisar niveles de combustible, agua, aceite, refrigerante y líquido de frenos.

Verifica el estado de las llantas:

Dada la fricción y el movimiento es muy importante revisar la presión, la banda de  rodamiento, que no tengan desgastes en los bordes y además, que no esté deteriorado el labrado, el cual deberá tener una profundidad promedio entre 1.6 y 2.0 milímetros, dependiendo del peso y el tipo de vehículo. Esta normativa está vigente por medio de la Resolución 3027 del 26 de julio de 2010 emitida por el Ministerio de Transporte, la cual menciona este tema en relación con la revisión tecnomecánica y podría acarrear una multa de hasta 15 salarios mínimos legales diarios vigentes (SMDLV) debido a la peligrosidad que ocasiona conducir en esas condiciones.

Después de que realice estas revisiones, si usted siente que su vehículo presenta inconsistencias, lo mejor es que se acerque a un taller y haga las consultas a personal calificado; recuerda que en Elperito.com te brindan ese tipo de asesorías, peritajes vehiculares, revisión tecnomecánica, mediador de negociaciones y mucho más. Ellos están atentos para apoyarte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí